¿Por qué somos tan hinchas del pollo a la brasa?

 

Platillos peruanos para chuparse los dedos hay de sobra y para todos los gustos. ¡Qué duda cabe! Pero si hay uno del que los peruanos somos super hinchas es del pollo a la brasa.  Cómo explicar que siempre sea nuestra debilidad, nuestra adicción… ¡nuestra primera opción! El platillo favorito de todos los peruanos está de fiesta y lo homenajeamos descubriendo que hay detrás de tu sabor.

Siempre será nuestra primera opción

Hay que decirlo: al peruano le gusta comer contundente. Partiendo desde ahí, y más cuando el hambre aprieta, no hay otra primera opción en nuestra mente que un buen pollo a la brasa.  Es único incluso en la forma como se saborea.

¡Es como un ritual! Comienza al elegir entre pierna o pecho. Luego sigue con el aroma exquisito que se va acercando a la mesa. Si a tu acompañante le llego primero el pedido, es normal que se te antoje quitarle unas papitas fritas. Ya cuando lo tenemos en frente se nos hace agua la boca; lo vemos jugoso, crocante y doradito, listo para empezar picar. Es un nivel superior de felicidad.

Por ejemplo, si en casa no cocinaron el fin de semana. La familia busca algo práctico, rápido y contundente. Listo. Pollito a la brasa. Nuestro platillo bandera dice presente y nos salva del apuro.

¿Maratón de pelis y series en Netflix dices? Camino a juntarte con tu persona favorita seguro ya lo tenías en mente: pollito a la brasa para acompañar. Si eres de los que le gusta sorprenderl@ te pones las pilas y llegas a casa con el pollito listo. ¡Eso enamora! Si ya estás con la peli avanzada y no te quieres despegar, tranquilo, ahora tienes la APP de Pardos que te hace más simple el pedido. Si aún no lo tienes, descárgalo aquí: https://goo.gl/Dy4qM9

Lo primero que extrañamos cuando estamos fuera del país.

Dicen que lo que más se extraña cuando viajas por una larga temporada al extranjero, es la comida peruana. Aquí vamos nuevamente: el pollo a la brasa siempre en la mente como primera opción.

Pero también se ha convertido en la de los extranjeros. Aquí una prueba de cómo lo disfrutan.

Estamos seguros de que muchos se mueren por volver tan solo para probarlo una vez más. No es que en otras partes del mundo no haya restaurantes que ofrezcan este platillo. De hecho, nuestro plato bandera se ha extendido a muchos países  gracias a los emprendedores.  Pero la experiencia de saborearlo en el Perú es única. El pollito a la brasa sabe mejor en compañía de los tuyos: tu familia, tus patas, tu pareja. Sabe mejor también al combinarlo con bebidas bandera como una buena Chicha Pardos. Sabe mejor con sus acompañamientos: anticuchos, rejillas de camote, a lo pobre. ¡Al peruano le gusta, y mucho, combinar! Sabe mejor con un Ají Pardos, único e incondicional que difícilmente lo probarás en otra parte del mundo.

Todo lo que representa como ícono de la gastronomía peruana.

Plato bandera más consumido del país y que ha traspasado fronteras, ícono cultural del Perú, patrimonio cultural de la nación y una obra maestra con más de 50 años de existencia que homenajeamos cada tercer domingo de julio. Qué duda cabe. ¡El pollo a la brasa es todo un símbolo de la peruanidad que nos llena de orgullo y felicidad!

Felicidad, felicidad y felicidad. Todo el sabor, historia y tradición del pollo a la brasa se resume en esa palabra. ¿Hay algún platillo que reúna tantas emociones juntas? Pues esto es lo que lo hace auténtico.

¿Quieres conocer más datos sobre nuestro platillo bandera? Atento a la siguiente infografía donde verás porqué el pollo a la brasa es una auténtica obra maestra de la gastronomía peruana de la debemos sentirnos orgullosos. ¡Feliz día del Pollo a la Brasa!

Te esperamos desde las 11 a.m. para celebrar juntos de esta fecha tan especial para nosotros.