¡Hoy te toca sonreír, hoy te toca ser feliz!

¿Te has preguntado por qué la ONU estableció celebrar los 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad? Su respuesta es sencilla: “¡Es un día para ser feliz, naturalmente!” Y no hay manera más natural para ser feliz que mostrar una sonrisa a diario. Esa curva tan bonita y contagiosa es la que necesitamos dibujar siempre en nuestro rostro para ser y hacer felices a los demás.

Además tiene muchos beneficios para tu vida en general que ahora te contamos.

En nuestra salud

Al sonreír liberamos endorfinas, una sustancia natural que produce nuestro sistema nervioso y que nos ayuda a reducir el estrés, la tensión y a relajar nuestros músculos. Con ello mejora nuestro estado de ánimo y estamos contribuyendo felices a nuestra salud física y mental. Algunos estudios incluso aseguran que sí sonreímos más nuestra esperanza de vida puede alargarse.

En nuestro entorno social

Según expertos, este bello gesto mejora nuestra sociabilidad y facilita el poder comunicarnos con los demás; si le sonríes a alguien, consciente o inconscientemente es casi seguro que esa persona te devolverá el gesto. Otros recomiendan sonreír tres minutos cronometrados al día frente un espejo como rutina, para generarnos un hábito de felicidad y contagiarlo, por ejemplo, con nuestros compañeros de trabajo.

Charles Chaplin nunca se equivocó cuando dijo que “un día sin sonreír es un día perdido”. Por eso en Pardos Chicken elegimos la misión de ser y hacer felices a nuestros invitados y hoy más que nunca queremos contagiarla con todos. 

Recuerda siempre comenzar tu día sonriendo; es gratis y podría cambiar tu vida y la de los demás. ¡Abraza la felicidad con una sonrisa!