AL MÁS QUERIDO: EL POLLO NUESTRO DE CADA DÍA

¡Bienvenidos amantes de lo nuestro! Los apasionados del pecho, la pierna, las papitas fritas, las salsas y la ensalada. Este homenaje es para aquellos que no solo calman el hambre y quedan satisfechos, esta celebración es para quienes han alcanzado la felicidad extrema con el sabor de lo nuestro; el sabor de un icono incomparable de nuestra gastronomía peruana.
¡A brasa su sabor!
Celebremos porque es el más esperado a la hora de sentarse a la mesa. Quienes amamos el pollo a la brasa sabemos lo que son esos segundos previos a su llegada. Una vez servido nadie nos para, saboreamos hasta la última papita posible bañada en salsa, ¡nadie se salva del paladar de un peruano apasionado!
¡A brasa el placer de compartirlo!
¡Dicen que lo mejor de la vida se comparte en compañía! Celebremos que no hay mejor platillo para hacerlo. Su sabor reúne a miles de familias peruanas para celebrar grandes momentos, o simplemente el hecho de compartir. Es tan rico que cualquier día de la semana encontramos un buen pretexto para saborearlo también con los amigos del trabajo y los de la vida.
¡A brasa el sabor del platillo más querido y democrático del Perú!
Y es que no le basta con dejarnos satisfechos o quitarnos el hambre; el pollo a la brasa ha llegado al nivel de hacer más felices y orgullos a los peruanos. Se saborea con orgullo en la costa, sierra y selva y se extraña mucho más en el extranjero. ¡Celebremos por ello y por todo lo que verás a continuación!

Este tercer domingo de julio a brasa el sabor del pollo a la brasa con orgullo y pasión, a brasa su tradición en la familia y con los que te rodean, porque lo mejor de la vida se saborea en compañía de aquellos que aman lo nuestro y del más contundente platillo que tiene el Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *